Usar lentillas más tiempo del recomendado

Si usas el mismo par de lentes de contacto durante un período de tiempo prolongado, es posible que te resulten incómodas. Esto se debe a que el material de la lente comenzará a acumularse en la superficie de la lente y puede causar desenfoque y/o distorsión. En algunos casos, el material de la lente puede incluso comenzar a desprenderse de la superficie de la lente.

La mayoría de las personas saben que es importante reemplazar sus lentes de contacto de acuerdo con el cronograma prescrito por su óptico-optometrista. Sin embargo, muchas personas también usan sus lentes de contacto más tiempo del que deberían. Este puede ser un hábito peligroso, ya que el uso continuado puede dañar los ojos.

Uno de los órganos más delicados de tu cuerpo es la córnea. Esta fina capa de tejido cubre la parte frontal del ojo y es responsable de permitir que la luz entre en el ojo.

Es muy fácil dañar tu córnea si no tienes cuidado con tus lentes de contacto y las usas por mucho tiempo porque pueden comenzar a rayar y dañar tu córnea. Esto puede causar mucho dolor e incomodidad, y también puede provocar problemas más graves que pueden derivar en ceguera.

Las complicaciones más comunes son:

Infección: Si no reemplazas tus lentes de contacto según las indicaciones o no las limpias adecuadamente, puedes desarrollar una infección. El tipo más común de infección es una infección bacteriana, que puede causar enrojecimiento, dolor e hinchazón dentro y alrededor del ojo.

Otros tipos de infecciones incluyen una infección por hongos, que puede causar una película blanca en la superficie del ojo, y una infección viral, que puede causar secreción del ojo.

Si experimenta cualquier síntoma de una infección, como enrojecimiento, dolor, hinchazón, secreción o visión borrosa, deja de usar tus lentes de contacto y consulta a tu médico u óptico optometrista.

Úlceras de la córnea: Es una afección ocular muy dolorosa. Pueden causar una pérdida significativa de la visión si no se tratan de inmediato.

Los síntomas de una úlcera corneal incluyen dolor, enrojecimiento, visión borrosa y sensibilidad a la luz. El tratamiento para una úlcera corneal generalmente incluye antibióticos y analgésicos. En algunos casos, también puede ser necesaria la cirugía.

Cuanto antes recibas tratamiento, mayores serán tus posibilidades de prevenir una pérdida grave de la visión.

En conclusión, usar el mismo par de lentes durante demasiado tiempo puede causar una serie de problemas graves. Asegúrate de reemplazar tus lentes según las indicaciones de tu óptico optometrista y no las uses por más tiempo del debido.

Ir arriba

COMUNIDAD VIP MURILLO ÓPTICOS

Responsable del Tratamiento: Milagro Inés Murillo Cerdá. Finalidad: gestión de suscriptores. Base de Legitimación: Consentimiento expreso. Destinatarios: No se ceden datos salvo obligación legal. Conservación: Hasta que el suscriptor solicite su baja. Procedencia: El propio interesado. Transferencias internacionales: No están previstas.